Esta publicación se publicó originalmente en este sitio

Agentes de la Policía Nacional han recuperado en Alicante una moneda de oro hispanomusulmana, fechada en el año 716 o 717, procedente de un expolio. Localizada entre otras piezas arqueológicas de gran valor, se trata de un dinar bilingüe o de inducción que fue acuñado en Córdoba. Se corresponde con una de las primeras emisiones de moneda tras la conquista musulmana de la Península Ibérica, motivo por el cual tiene un alto valor numismático, siendo una pieza muy cotizada en este mercado ya que solo hay localizados 24 ejemplares. Los dinares bilingües de Al-Ándalus llevan inscripciones en árabe y latín.

La investigación comenzó cuando los agentes de la Brigada de Patrimonio Histórico, realizando labores de rastreo y ciberpatrullaje, localizaron en un grupo de una conocida red social el anuncio de una moneda de oro que, por los restos de tierra suelta que mostraba en su superficie, habría sido objeto de un expolio reciente.

En las primeras indagaciones, los agentes averiguaron que la persona que anunciaba la moneda estaba afincada en la provincia de Barcelona, por lo que se procedió a tomarle declaración. Según manifestó a los investigadores, la moneda le había sido ofrecida por un conocido, que vivía en la localidad alicantina de Calpe, a través de un portal de venta de objetos de segunda mano online.

Una vez que se consiguió la plena identificación y localización de este sujeto se procedió a su detención, acusado de un delito contra el patrimonio histórico por actos de expolio. Seguidamente se llevo a cabo una entrada y registro en el domicilio del detenido en el que además de dicha moneda de oro se intervinieron otras dos monedas de plata, un sello/anillo de oro de origen musulmán, un sestercio ‘Trajano’ y tres detectores de metales.

Las piezas recuperadas han sido depositadas en el Museo Arqueológico de Alicante para su estudio y análisis.

En árabe y latín

En el año 716-717 se acuñaron dinares bilingües en Al-Ándalus, coincidiendo en el tiempo con el traslado de la capital andalusí a Córdoba. Estas emisiones, según un documento de la Casa Árabe, formaron parte del proceso evolutivo de la moneda islámica, teniendo su precedente en las emisiones magrebíes. Tanto los dinares bilingües del Magreb como los de Al-Ándalus respondieron a la reforma monetal llevada a cabo por el califa Sulayman b. ‘Abd al-Malik. Sin embargo, las diferencias entre ambas emisiones son muy significativas. Las magrebíes portan las leyendas marginales en latín, y la Profesión de Fe en árabe, en las áreas centrales de la moneda. Sin embargo, los dinares andalusíes llevan la referencia al tipo de moneda, lugar y año de acuñación, tanto en latín como en árabe, en las leyendas marginales de ambas áreas.