Esta publicación se publicó originalmente en este sitio

Ensalada de alternativas. La moda sigue cambiando, lanzándose en picado hacia formatos futuristas, aunque retomando, también, los tradicionales desfiles físicos cual niño pequeño que regresa a los brazos de su madre. En la misma semana en la que está teniendo lugar el curioso GucciFest Online, se anuncian los próximos desfiles presenciales de París para enero y febrero. Pura contradicción.

En octubre, tuvo lugar la Shanghái Fashion Week con casi un centenar de presentaciones físicas, que contaron con algunas de las zonas más típicas de la ciudad como escenario. Por ejemplo, el barrio de Xintiandi, un área peatonal donde tiendas, librerías y restaurantes han poblado los típicos shikumens del siglo XIX, esas casitas tradicionales situadas entre callejones y que tanto gustan a los turistas. Esta semana de la moda, pionera en el formato digital, sigue insistiendo en la importancia de ofrecer alternativas on line a sus recién celebrados desfiles presenciales. Precisamente en el país donde estalló la pandemia del Covid-19, la vida social ya funciona regularmente.

Kim Basigner posa para MiuMiuLa pasarela de Shanghái también se ha enriquecido con iniciativas como Labelhood, una plataforma independiente de desfiles, que es una suerte de incubadora para las nuevas marcas de moda emergentes en China. Las animaciones por ordenador, los juegos de WeChat o los cortos cinematográficos se alternaron con los desfiles físicos, eventos que en el gigante asiático se consideran insustituibles. Los showrooms de venta sí han tenido lugar en formato digital, con el consiguiente descenso de costes.

Mientras, los franceses, siempre con la intención de ensombrecer la moda italiana y de liderar el sector, insisten en volver a los desfiles de toda la vida, haciendo públicas las fechas para las colecciones de hombre de París (del 19 al 24 de enero) y de la
Semana de la Alta Costura
(del 25 al 28 de enero), como si los desfiles digitales no fueran con ellos. Y Kim Jones, el director creativo de Dior Homme, presentará la nueva colección de la casa parisina en Pekín, el 8 de diciembre.

Todo esto tiene lugar al tiempo que se desarrolla el GucciFest, una iniciativa online propuesta por la casa florentina que trata de reinventar la moda y que ha venido celebrándose esta semana (hasta mañana, 22 de noviembre). Entre sus múltiples propuestas, ha destacado una serie de cortos dirigidos por Gus Van Sant con actores vestidos al 100% en Gucci. El director creativo de la casa, Alessandro Michele, declaró hace meses que Gucci se limitaría a realizar dos desfiles por temporada, pero ahora parece querer desligar sus lanzamientos del calendario habitual.

Billie Eilish
El GucciFest, donde han aparecido en profusión los cantantes
Billie Eilish

y

Harry Styles
, también ha dado a conocer la nueva colección «Ouverture of something that never ended» y el making off de las campañas de publicidad de este año, así como una gran variedad de propuestas, incluso algunas pertenecientes a novedosos creadores, como Collina Strada o Bianca Saunders. La idea es convertir la marca en el factotum del mundo de la cultura, el cine y la moda, posicionándola en un lugar privilegiado para tratar de liderar el sector. Además de Gucci, otras marcas -como es el caso de MiuMiu con Kim Basinger (66 años)- recurren a grandes estrellas de otros tiempos para protagonizar sus campañas de publicidad, retomando la idea de inclusión en todos los ámbitos. Muy acertado.